Las dos preguntas silenciosas que pueden estar destruyendo tu vida

Cada sueño, cada meta, cada aspiración y más aún, cada comportamiento y reacción humana, es determinada por dos preguntas básicas.

En todo momento estamos buscando responderlas.

(Para escuchar el podcast dale click a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo.)

El afán, a nivel inconsciente, de responder a estas preguntas afirmativamente minimiza nuestro propósito en la vida y nuestra felicidad. Me atrevería a decir… que nos destruyen la vida.

Las dos preguntas a las que me refiero son:

  • ¿Soy lo suficiente /Tengo lo que se necesita?
  • En consecuencia ¿Seré amado?

Enfocándolo en otro ángulo, nuestros mayores miedos son:

  • No soy lo suficiente.
  • En consecuencia, no seré amado.

Si vamos al nivel más básico de la psicología humana, detrás de cada sueño, meta, aspiración, comportamiento, herida y trauma, estamos siempre tratando de responder afirmativamente esas dos preguntas.

Desde niños, con un especial énfasis en nuestros padres, queremos responder estas dos preguntas. Nuestra autoestima depende principalmente de llegar a la convicción de que, para nuestros padres, somos suficiente y somos amados.

Un niño cuenta un chiste que hace a su padre reír a carcajadas, y de ahí en adelante tenemos un comediante. Una niña canta en la sala de su casa para ser felicitada con aplausos por sus padres, y tenemos a una artista.

Por el otro lado, un niño que se siente menos por sus errores y su padre lo castiga retirándole amor, es un niño con un trauma de por vida, que tratará de llenar ese vacío de muchas maneras, porque siempre estará tratando de responder las dos preguntas. Una niña que no se siente amada por su padre, puede buscar responder esa pregunta en otros hombres, desarrollando una vida donde, si no tiene a un hombre a su lado, se siente vacía.  Un niño(a) que se siente con falta de atención, nota que al enfermarse, sus padres se abocan a él o ella… y se transforma en una persona enfermiza toda su vida.

Hazte la pregunta ¿Cuántos comportamientos tienes tú, donde la razón del fondo es tu necesidad de sentirte aceptado(a) o amado(a)?

Uno de los retos más grandes de mi vida fue aprender a confrontar a las personas por situaciones en las que no estaba de acuerdo. Por años yo era el que prefería “tragármelo” todo para no comenzar una discusión. En múltiples ocasiones personas se “aprovecharon de mi nobleza” (como diría el Chapulín Colorado) porque yo no tenía el valor de confrontarlos por lo que yo creía correcto.

Pero la razón no era miedo a confrontar, era miedo a no ser amado o aceptado.

Buscando responder a esta pregunta personas se involucran en trabajos que odian, o relaciones abusivas, o no se atreven a ser lo que realmente quieren ser. Sólo por buscar amor y aceptación.

Pero ¿Cómo liberarme de las cadenas de estas dos preguntas?

Con la verdad… porque la verdad te hará libre.

Y… ¿Cuál es la verdad?

  • Ya eres suficiente. Fuiste creado(a) a la perfección. Tus problemas y fallas vienen de un condicionamiento que la vida, tus padres, la sociedad y eventos traumáticos crearon en tu vida. Mientras más te acercas a tu esencia, más perfecto(a) eres.
  • El amor verdadero aparece mientras más te acercas a tu esencia. Los que te dejen de amar por ser tú, realmente nunca te amaron… sólo te usaron mientras tú cumplías el modelo que ellos querían para tu vida. Fue un “amor” egoísta. A medida que te acerques a tu esencia, el verdadero amor aparecerá en tu vida de dos maneras:
    • Te amarás a ti mismo(a) como nunca te has amado.
    • El verdadero amor atraerá personas a tu vida reales, puras, compasivas y centrales a su esencia que te amarán como nunca lo soñaste.

Tu vida cambiará como nunca porque ya no necesitarás responder esas dos preguntas nunca más. Ése será el día que cantes cuando quieras cantar, llores cuando quieras llorar, bailes sin importar quién te ve. Ese día te mojarás bajo la lluvia y reirás tanto que el mundo se parará para deleitarse en tu presencia.

Ése será el día que le darás al mundo el mayor regalo que puedes darle a la humanidad:

Tú.

La entrada Las dos preguntas silenciosas que pueden estar destruyendo tu vida aparece primero en Liderazgo Hoy.