¿Cómo tomar las decisiones correctas? Maximizando probabilidades de éxito en la toma de decisiones

Hace varios años entrevisté a Douglas Izarra, Vicepresidente Ejecutivo de General Electric (fantástica entrevista sobre el liderazgo que puedes escuchar dándole click aquí) y me contó la siguiente historia:

Un reportero le pregunta a un alto ejecutivo sobre cuál es el secreto del éxito. El ejecutivo le responde: “Tres palabras: toma decisiones correctas”.

Luego el reportero pregunta: ¿Cómo aprendo a tomar decisiones correctas? El ejecutivo responde: “Tres palabras: con la experiencia”

Y el reportero hace la última pregunta: ¿Cómo obtengo experiencia? El ejecutivo responde: “Tres palabras: Tomando decisiones incorrectas”

Sin lugar a duda, el mejor maestro en la vida es la experiencia. Sin embargo, eso no impide que desarrollemos principios y procesos para maximizar las probabilidades de que tomemos decisiones correctas. No necesitamos esperar que los golpes y los errores sean nuestros únicos maestros.

¿Cuál es el gran problema con la toma de decisiones?

El gran problema es que a medida que creces en tu responsabilidad, la toma de decisiones deja de ser un blanco o negro, y se convierten en un gris.

Inicialmente las decisiones son algo sencillo: blanco o negro. ¿Hago el bien o el mal? ¿Llego a la hora a mi oficina o me quedo durmiendo? ¿Trabajo duro y cumplo con mi responsabilidad o pierdo el tiempo? ¿Me alimento sanamente o me lleno de comida chatarra? En este caso, las decisiones son sencillas. Que las acatemos o no es otra cosa. Pero sabemos cuál es la decisión que debemos tomar.

Pero ¿Qué pasa cuando tienes que tomar una decisión de negocios y no tienes toda la información? ¿O cuando ambas opciones tienen aspectos positivos y negativos? ¿O cuando debes romper tus valores o principios temporalmente por un bien común en el largo plazo? O… cuando no puedes predecir el futuro.

En este momento las decisiones ya no son blanco o negro. Las decisiones se convierten en una apuesta, impredecibles, y grises.

Por eso hoy quiero llevarte por el proceso que yo utilizo para maximizar la probabilidad de que tomaré la decisión correcta. No es garantizado, pero si al final, tomas la decisión incorrecta, por lo menos tendrás la paz de que no había otra opción u otro razonamiento posible y, en consecuencia, hiciste lo correcto.

Paso 1 – Escoge la decisión.

Este es el punto donde necesitas escoger la decisión claramente y sin grises. Muchas veces le damos largas a escoger la decisión y, en consecuencia, no podemos arrancar el proceso de razonamiento porque nuestra mente continúa estancada en los múltiples escenarios.

Entonces, escoge la decisión que crees correcta para el momento.

Paso 2 – Descomposición de la decisión bajo el lente “todo sale perfecto”.

En este paso debes crear una película o proceso donde claramente te paseas por el escenario que todo sale perfecto.

Supongamos que decides hacer un MBA. Entonces necesitas pasar por el escenario de que consigues el dinero, te registras, pasas el examen, todo sale de maravilla durante la maestría, te gradúas con éxito, consigues un trabajo que te paga lo suficiente para pagar el préstamo estudiantil y finalmente sales de la deuda.

Es importante pasar por el proceso detallado del éxito porque te permitirá confirmar si tu decisión tiene opción de éxito o no.

Muchas veces al hacer este paso nos damos cuenta de que es probabilísticamente imposible lograr nuestros objetivos. Eso nos permite descartar la decisión desde el inicio.

Si, por el contrario, es probable que tengas éxito, entonces ya tienes claro cual es el camino que necesitas caminar paso a paso para lograrlo.

Paso 3 – Descomposición de la decisión bajo el lente “Todo sale mal”.

Luego que tienes claro el camino al éxito, necesitas dibujar el camino del fracaso. ¿Qué pasa si todo sale mal? En el caso del MBA, ¿Qué pasa si no consigues el préstamo? ¿Qué pasa si no pasas el examen de ingreso? ¿Qué pasa si sales de la universidad y no consigues trabajo?

La mejor manera de caminar por este escenario es conversando con personas que están en desacuerdo con tu decisión. Por ejemplo, si le planteo a la Junta Directiva de mi empresa una decisión que pienso tomar como CEO, voy a tener adeptos y contrarios. La mejor manera es correr esta pregunta con los contrarios. Es muy probable que me abran la mente a posibilidades que no había considerado al tomar la decisión.

Este proceso tiene dos objetivos: a) Abrir tu mente a posibilidades y b) Crear planes alternativos de acción.

Si te das cuenta de que es probable que ciertos escenarios negativos sucedan, lo mejor que puedes hacer es crear planes alternativos o de emergencia: si sucede “a” entonces ejecutaremos “c”, o vamos a tener un préstamo en un banco de forma tentativa en caso de que suceda “b” o vamos a levantar los inventarios en un 20% en caso de suceda “d”, etc.

Paso 4 – Hazte la pregunta ¿Qué no estoy viendo?

Esta pregunta te lleva a un proceso de reflexión personal. Puede ser que la hayas respondido exitosamente en el paso anterior o que igual necesites dedicar un tiempo a forzar tu mente en pensar qué se está escapando de tu mente.

Si lanzas un producto al mercado ¿Cómo reaccionará la competencia? ¿Qué pasa si bajan los precios y te dejan fuera de consideración? Si yo bajo los precios ¿Qué pasa si la competencia me sigue y entramos en una guerra de precios? ¿Qué pasa si no me sigue? ¿Qué pasa si la economía se estanca? ¿Qué pasa si uno de mis proveedores se va a la bancarrota?

¿QUÉ NO ESTOY VIENDO? Ésta es la pregunta.

Paso 5 – Filtra tu decisión a través de “Las 4 Trampas”.

Hace un tiempo escribí un artículo llamado “4 trampas que te llevan a tomar malas decisiones”. No me voy a extender mucho en este artículo (puedes leer más sobre las 4 trampas aquí) pero si quiero mencionar las 4 trampas:

  1. Selección limitada: Pensamiento binario. Selección en la misma categoría.
  2. Auto confirmación de creencias: Sólo buscas información que confirma tu manera de pensar.
  3. Emociones al corto plazo: basas tu decisión en una emoción que surgió rápidamente.
  4. Confianza extrema: Estás completamente convencido que el camino que escogiste en el paso 2 es el camino que va a suceder. No tienes tensión dentro de ti.

 Paso 6 – Define la estrategia de salida.

Constantemente escuchamos historias inspiradoras sobre conquistadores que quemaron sus barcos para vencer y emprendedores que dieron saltos al vacío sosteniéndose sólo en su creencia. Sí existe un pequeño grupo de personas que logran sus objetivos de esa manera, pero la realidad es que esto no funciona para la mayoría.

A medida que he leído biografías sobre personajes importantes como Winston Churchill, Richard Branson y otros, he llegado a la conclusión que siempre tienen una estrategia de salida.

Una estrategia de salida es básicamente tomar una decisión de cuando dejarás atrás la decisión y cómo te protegerás si algo malo sucede.

Ejemplos de estrategias de salida son:

  • Asegurarte que puedes devolver el inventario no vendido a tu proveedor.
  • Poder cancelar el contrato de alquiler de un local, tienda, planta, etc. de ser necesario.
  • Comenzar a buscar un empleo en la fecha X si las ventas de tu negocio no cubren los costos de operación.
  • Emigrar a otro país sin vender las cosas que tienes en tu país de origen en caso de que necesites regresar.

Aunque quemar los barcos y lanzarte en la aventura de tu vida suene romántico y te llene de energía, lo mejor que puedes hacer es definir claramente cuál es tu estrategia de salida y ejecutarla de ser necesario.

Este proceso de 6 pasos lo he ido diseñando basado en mi experiencia, experiencias de otros, libros, etc. Espero te sea útil para el momento que necesites tomar una de esas decisiones difíciles, y que, al pasar por el proceso, sientas la paz de que sea lo que sea, hiciste todo lo que pudiste hacer para asegurarte en escoger el camino correcto.

¿Por qué decidí convertirme en CEO?

El miércoles 1ero de Agosto del 2018 salió la nota de prensa que TekCapital (TEK – Bolsa de Londres) me estaba nombrando CEO de una de sus empresas: Salarius, Ltd.

Si es de tu interés, puedes leer la nota en los siguientes portales que cubrieron la noticia.

Hoy quiero escribir unas palabras para explicarte por qué decidí convertirme en CEO de Salarius. Algunas de mis razones a lo mejor te sorprenderán:

1) Descubrí que no quiero ser un escritor de emprendimiento, negocios y liderazgo, quiero ser un emprendedor y líder que escribe.

Hace más de un año cumplí uno de mis más grandes sueños. Luego de más de 15 años de carrera corporativa en Procter & Gamble (12) y Office Depot (3) había dado el brinco de empleado a emprendedor. Había desarrollado la plataforma LiderazgoHoy al punto que podía sostenerme financieramente para dedicarme a la vida que soñaba: escribir, enseñar y tener el tiempo de disfrutar la vida al máximo.

Fue un magnífico año. Sin embargo, me empecé a dar cuenta que la fuente de todo lo que escribía había venido de mi día a día como profesional, como empresario y como líder. Al pasar los meses de “libertad financiera y no tener jefe” empecé a sentir que necesitaba leer mucho (libros, revistas, blogs) para tener algo de que escribir.

Sentí que me estaba volviendo un académico.

Algo que yo nunca quise ser es un académico en el mundo del emprendimiento, negocios y liderazgo. Mi gran temor era que, con el tiempo, me desconectara de la realidad de los negocios, el liderazgo y la vida, y estuviera en un laboratorio creando modelos y fórmulas teóricamente perfectas, pero que les faltara calle y realidad.

Éste era un caso que había visto repetirse en muchos autores: expertos en ventas, en bienes raíces, en finanzas, en negocios, en liderazgo, etc. que se habían convertido en autores de libros, cursos, videos, etc. y en el tiempo dejaban atrás el oficio principal sólo para dedicarse a enseñar:

  • Expertos en bienes raíces que sólo hacen dinero en cursos y libros, pero no venden ni compran una propiedad.
  • Expertos en mercadeo que tienen años que no han creado una campaña de publicidad.
  • Expertos en liderazgo que, aunque han escrito decenas de libros al respecto, no tienen un equipo que liderar.

Ahora bien, quiero aclarar algo: no tengo nada en contra de las personas que se dedican a la academia o a enseñar algo que han aprendido. Pero entendí que no era lo que yo quería en este momento de mi vida. Sentí que todavía tengo mucho camino por recorrer, muchas experiencias que vivir, antes de dedicarme 100% a escribir y enseñar.

Descubrí que no quería ser un escritor de emprendimiento, negocios y liderazgo, sino un emprendedor y líder que escribe. Son dos cosas totalmente diferentes.

2) En frente de mí tengo la oportunidad de crear una empresa desde cero, y vivir experiencias que no he vivido hasta el momento.

Convertirme en el CEO de Salarius me abriría la puerta a experiencias que hasta el momento no he vivido. Cosas como comenzar un equipo desde cero, abrir una oficina, crear un plan de negocio y presentarlo a inversionistas para persuadirlos a que inviertan en mi visión, construir una cadena de suministro desde cero, conseguir clientes, vender, etc.

Todo lo que enseño en Emprendedor University, que lo he aprendido durante años en el mundo corporativo, lo tengo que aplicar paso a paso, rápidamente, en la vida real. Y qué mejor que aplicar todo lo que enseño de principio a fin en un negocio de verdad.

3) Salarius no le resta al proyecto de LiderazgoHoy, sino más bien le agrega.

Liderazgo Hoy seguirá existiendo y sigue siendo mi gran pasión. Ésta nueva responsabilidad y experiencia traerá un refrescamiento al blog y al podcast, porque me permitirá enseñar nuevamente desde la experiencia y no sólo desde la teoría.

4) Yo no quería convertirme en CEO, yo quise convertirme en CEO de Salarius Ltd.

Desde que conocí a Cliff, el CEO de TekCapital, la compañía con mayoría accionaria en Salarius, conectamos en la visión que teníamos para la compañía. Salarius es dueña de una tecnología patentada para desarrollar sal baja en sodio, siendo el exceso de sodio, el causante de hipertensión, problemas cardiovasculares y miles de muertes cada año.

Cuando conocí la tecnología, no sólo supe que podíamos construir un negocio rentable con una oportunidad gigante de crecimiento, sino también con un propósito noble de proveer una solución para que las personas pudieran continuar teniendo la misma experiencia que tienen con la sal común, pero consumiendo menos de la mitad del sodio.

Según las estimaciones de la FDA en los Estados Unidos, si lográramos disminuir el consumo de sodio en un 33%, evitaríamos entre 28,000 y 50,000 muertes al año.

Entre 28,000 y 50,000 muertes al año… me emociona contribuir a esto.

Y sé que podemos hacer todo esto, bajo un modelo de negocio significativamente rentable y exitoso.

5) Salarius Ltd, es más que un empleo, es mi empresa.

Tanta es mi creencia en Salarius que yo mismo, independientemente de mi rol de CEO, compré un porcentaje de la compañía. Adicionalmente, mi paquete de remuneración como CEO me otorga una parte significativa de la empresa, convirtiéndome en el segundo socio mayoritario después de TekCapital.

Al igual que muchas personas yo también tengo metas personales y financieras, sueños que para lograrlos necesito dinero, y esta oportunidad es una nueva puerta que me puede llevar ahí.

En mi libro Despierta tu Héroe Interior, yo escribí lo siguiente:

“Conseguir la victoria es espectacular. Lograr tu sueño es algo maravilloso. Bien sea que puedas hacer crecer tu negocio al punto de que puedas despedir a tu jefe, o que puedas por fin tocar esa pieza musical que creías imposible. Es hermoso cuando tu pareja dice «acepto» o cuando una publicadora decide que sí quieren publicar tu libro. Todo eso es algo digno de luchar y te llena de una satisfacción enorme.

Pero no conviertas tu historia en un museo lleno de logros que una vez fueron. No llenes tu vida de «los tiempos aquellos». No construyas los legos para crear un museo. Aprende a recomenzar otra vez. Afina tu oído al nuevo llamado a la aventura.

La Jornada del Héroe es un ciclo que nunca acaba. La Jornada del Héroe no es una cumbre que alcanzar, sino más bien una cumbre que, cuando la alcanzas, te muestra nuevas cumbres que están al frente de ti, esperándote para ser conquistadas.”

Hoy comienza mi nuevo llamado a la aventura. Infinitas gracias por tu apoyo.

La entrada ¿Por qué decidí convertirme en CEO? aparece primero en Liderazgo Hoy.

¿Sabes cuál es la característica más buscada en un líder? ¿Y cómo maximizarla?

Por más de 30 años los profesores universitarios James Kouzes y Barry Posner han llevado a cabo una exhaustiva investigación sobre el arte y ciencia del liderazgo. No existe mucha información cuantitativa sobre el liderazgo, por ello al conocer de su trabajo atraparon mi atención. Era una de las primeras veces que veía un estudio tan metódico, cualitativo y con data de más de 100,000 personas en todos los continentes por más de 30 años.

Como parte de su estudio, le preguntaron a miles de personas cuáles características buscaban en los líderes para que ellos, voluntariamente, decidieran seguirlos.

En la lista había características tales como inspirador, inteligente, leal, cooperativo, competente, etc.

De manera constante, en cada continente, en cada año, una característica aparecía de #1 con más del 80% de los votos.

Esa característica no era ser visionario, un gran comunicador, determinado o persistente. No era ser cariñoso o amigable.

La característica #1 que las personas buscan para seguir voluntariamente a un líder es: la honestidad.

Lo interesante de este resultado es que cuando se lo comento a las personas, la mayoría lo toma como que ya es una característica que cumplen a cabalidad… porque ¿No somos todos honestos?

Existe un gran problema con la honestidad.

Percepción vs. Realidad.

Nosotros no vivimos el mundo en base a la realidad, sino a la percepción que tenemos de dicha realidad. El valor de una moneda no está basado en la realidad (i.e. reservas de oro) sino en la percepción que las personas tienen del valor de dicha moneda. El valor de una empresa (representado en el precio de su acción) no está basada en la realidad sino en la percepción que tienen las personas (el mercado) del valor de la misma.

La percepción es un fenómeno tan dominante que hace que exista el efecto placebo. A pacientes se les da una medicina falsa y, sin embargo, logran mejorar sus condiciones e inclusive sanarse.

Al punto que quiero llegar es el siguiente: De nada sirve que seas honesto si las personas no tienen la clara percepción de que lo eres.

Y la única manera de desarrollar una percepción es a través de la acción.

En mi libro Despierta tu Héroe Interior comenté algo interesante sobre las películas que vale la pena compartir:

“Las películas normalmente no pueden transmitir intención, solo acción. Si tú quieres que la audiencia perciba a tu personaje como generoso, él necesita hacer un acto de generosidad. Si quieres que la audiencia lo perciba como miedoso, tiene que huir de forma cobarde de una situación. Si quieres que sea un héroe, necesita vencer el miedo y lanzarse a la historia de forma real; tiene que tomar acción, no simplemente tener la intención.”

De la misma manera que en una película sólo la acción es la que transmite la realidad sobre un personaje, la honestidad necesita transmitirte a través de la acción.

 

¿Cómo se desarrolla la percepción de la honestidad?

1- Nunca mientas. Nunca.

No creo que necesito extenderme en este punto. Lo único que quiero resaltar es que muchas veces a medida que desarrollamos relaciones más estrechas con miembros de nuestro equipo, podemos cometer el error de flexibilizar nuestros valores bajo el sentimiento de camaradería. Sin embargo, eso más que unir, daña la relación de liderazgo.

Para expandir en este punto te recomiendo leer el siguiente artículo: El código de honor: 3 secretos para una vida libre. 

2- Elimina el chisme de tu vida y no permitas que otros te intoxiquen con el mismo.

El chisme es hablar de la situación de una persona con otra persona que no tiene ninguna forma de influir positivamente en mejorar dicha situación. El chisme no solo destruye tu percepción de persona integra, sino que baja la moral de tu equipo, aleja el talento y hace a las personas improductivas.

Cuando compartes o aceptas el chisme de alguien, la persona siempre pensará que también serás chismoso(a) a sus espaldas.

¿Cómo matar el chisme? Cuando una persona te venga a contar algo, hazle estas tres preguntas:

1- ¿Estás 100% seguro que lo que me vienes a contar es verdad?

2- ¿Lo que me vienes a contar es algo bueno?

3- ¿Lo que me vienes a decir tiene alguna utilidad para mí?

Y luego cierra haciéndole esta última pregunta: ¿Por qué me podría interesar saber algo que no estás 100% seguro de que es verdad, no es bueno y no es de utilidad para mi?

Ahí se acabó el chisme.

3- Da feedback real a tu equipo a tiempo.

La mejor manera de desarrollar trasparencia es a través del feedback real a tiempo. Cuando eres capaz de comunicarle a los miembros de tu equipo sus respectivas oportunidades y fallas, también trasmitirás honestidad en el proceso.

Las personas que son capaces de decirte la verdad y confrontarte cuando sea necesario, serán las personas que considerarás más transparentes en tu vida. Ten cuidado con las personas que siempre están de acuerdo con lo que dices y haces.

4- Maximiza la transparencia.

En toda organización hay cosas que son confidenciales. Dichas cosas, comunica claramente que son confidenciales. Lo que no sea confidencial, muéstralo con transparencia.

5- Admite el fracaso rápidamente y asume responsabilidad.

Uno de los puntos centrales del maravilloso libro “Cómo ganar amigos e influir en las personas” (Puedes leer un resumen aquí) es que si cometes un error, admítelo rápidamente.

Lo peor que puedes hacer como líder es intentar esconder un error o evitar conversar al respecto. Si cometes un error, admítelo frente a tu equipo rápidamente.

¿Cómo actuar si el culpable del error es un miembro de tu equipo? Como líder, frente al equipo completo, la organización y tu liderazgo, admites el error como tuyo. Luego, de manera individual con la persona, discutes la responsabilidad y las consecuencias del error.

6- No escondas tu vulnerabilidad.

Es importante dejar atrás la idea del líder perfecto. Un líder perfecto es un símbolo de falta de transparencia. Construir una imagen de perfección sólo destruye la razón principal del porqué las personas te siguen: la honestidad y transparencia.

Mostrar tu vulnerabilidad conecta con tu equipo, te hace más real, y en consecuencia, las personas que te siguen desarrollan la creencia que pueden llegar a donde tu estás. Esto multiplica la motivación y los resultados del equipo.

7- Muestra una real pasión por tu cliente.

Al final todos tenemos un cliente, y estamos en un negocio (inclusive las organizaciones religiosas o sin fines de lucro tienen un cliente al cual sirven.) Cuando mostramos una pasión sincera por servir a nuestro cliente, transmitimos los valores y la visión real de la organización y el negocio: agregar valor.

Cuando mostramos preferencia por los números (ventas, utilidad, etc.) por encima del propósito de agregar valor a nuestros clientes, inmediatamente transmitimos una desconexión con los valores del negocio. Y esa desconexión se comunica como falta de integridad y transparencia.

Para cerrar, yo parto del principio que tú eres una persona honesta. Sin embargo, ser una persona honesta no basta. Necesitas desarrollar la percepción de tu honestidad y transparencia para que las personas quieran seguirte. Espero estos 7 consejos te ayuden a poner la honestidad a la acción y crezcas tu liderazgo.

La entrada ¿Sabes cuál es la característica más buscada en un líder? ¿Y cómo maximizarla? aparece primero en Liderazgo Hoy.

Cómo ganar dinero con un podcast

A pesar de que los podcast prometen “comerse” a la radio, hasta ahora no había una forma directa de ganar dinero con los podcast. Algo que en los últimos meses ha cambiado. Hoy vamos a ver todas las opciones que tenemos para monetizar los podcast y las plataformas más rentables para hacer del podcasting tu profesión. […]

La entrada Cómo ganar dinero con un podcast se publicó primero en Negocios 1000.

Cómo ganar dinero con un podcast

A pesar de que los podcast prometen “comerse” a la radio, hasta ahora no había una forma directa de ganar dinero con los podcast. Algo que en los últimos meses ha cambiado. Hoy vamos a ver todas las opciones que tenemos para monetizar los podcast y las plataformas más rentables para hacer del podcasting tu profesión. […]

La entrada Cómo ganar dinero con un podcast se publicó primero en Negocios 1000.

Cómo ganar dinero con un podcast

A pesar de que los podcast prometen “comerse” a la radio, hasta ahora no había una forma directa de ganar dinero con los podcast. Algo que en los últimos meses ha cambiado. Hoy vamos a ver todas las opciones que tenemos para monetizar los podcast y las plataformas más rentables para hacer del podcasting tu profesión. […]

La entrada Cómo ganar dinero con un podcast se publicó primero en Negocios 1000.

Cómo ganar dinero con un podcast

A pesar de que los podcast prometen “comerse” a la radio, hasta ahora no había una forma directa de ganar dinero con los podcast. Algo que en los últimos meses ha cambiado. Hoy vamos a ver todas las opciones que tenemos para monetizar los podcast y las plataformas más rentables para hacer del podcasting tu profesión. […]

La entrada Cómo ganar dinero con un podcast se publicó primero en Negocios 1000.

El poder de tomar una decisión inquebrantable: la clave para lograr tus objetivos.

En el siguiente audio respondo las preguntas de mi oyentes: (Si quieres escuchar la sesión #1 de Preguntas y Respuestas dale click aquí , la sesión #2 dándole click aquí y la sesión #3 dándole click aquí).

En este episodio respondo las preguntas de mis oyentes. ¿Es importante desarrollar poder en el liderazgo? ¿Cómo hago si estoy estancado(a)? ¿Cómo pido un aumento de sueldo? y muchas preguntas más.

Estas son las preguntas que respondí:

Jansel Jimeno

Saludos Victor, Un Placer saludarte y todos los demás que seguimos tus buenos consejos para llevar una vida plena vivida al máximo.

Mi pregunta es sobre “La Palabra” como individuos sociales, tendemos a relacionarnos diariamente con personas y más en mi caso que me desempeño en el area de las Ventas, (atención directa a clientes). Amigos, Familiares, compañeros de trabajos, clientes, colegas.

¿Cómo puedo hacer para cumplir con mi palabra? Para así poder Mantener la credibilidad y generar confianza.

Siento que muchas personas, resaltan o denotan los incumplimientos que hago por más pequeños que sean y esto esta afectando mucho la percepción que se realizan las demás personas de mi.

Nota: Diariamente me llegan muchas solicitudes y tiendo a decir que si, y así se va generando mi incumplimiento.

Muchas gracias, Jansel Jimeno desde República Dominicana.

Jordi

¡Hola Víctor Hugo! Un placer saludarte de nuevo. Te voy siguiendo por el blog, por el vlog y por el podcast, alguna vez contactamos por correo y tus consejos tuvieron un buen impacto en mi vida.

Me doy cuenta que en el trabajo (y en algunos aspectos de mi vida pero no todos) acabo lo que he escuchado alguna vez como la carrera de la rata; haciendo cosas y tareas pequeñas y dejando aparcados los grandes proyectos, las rocas grandes, hasta que los plazos no dan de más, teniendo que presentar ese trabajo para, por ejemplo, mañana teniéndolo que hacer a la carrera con lo que eso conlleva: algunos flecos sin retocar, cosas a medías o mal hechas directamente y lo que creo que es peor, dar una imagen pobre a mi empresa y a los clientes para los que doy el servicio.

Me doy cuenta al final del día que acabo atendiendo esas llamadas o correos de los clientes que me piden una tarea pequeña y de fácil resolución. Realizo esa tarea pequeña y luego siempre aparece otra tarea pequeña, a veces petición de mi jefe o cliente, a veces en ocasiones “las busco”. Lo pongo entre comillas porque son tareas que nadie me pide, pero se que estaría bien hacerlas (que no digo que haya). Enviar ese informe poco relevante para el negocio que te pidió un cliente como información, enviar un correo o una llamada preguntando el estado de una petición. Me da la sensación de que como que quiero escapar de la gran tarea que tengo que hacer y me acabo escudando en el “yo todo el día estoy trabajando”.

Al final del día, por una parte, me siento satisfecho (pienso “he trabajado bastante”) pero por otra me siento nervioso y contrariado (“que le diré a mi jefe y a mi cliente cuando me pregunte en que estado se encuentra esa gran tarea”).

Curiosamente esto mismo no me pasa con otros aspectos de mi vida. Yo mismo me he preparado y corrido tres maratones completas con todo lo que supone: entrenarse a diario por dos horas o más, seguir una dieta específica, privarte de muchas cosas que pueden afectar a tu carrera, etc…

Pienso que todo esto tiene que ver con el tiempo que se tarda en obtener la recompensa después de una tarea, pero me gustaría que me lo explicases tu con tu conocimiento.

¡Muchas gracias, te mando un abrazo desde Barcelona!

Roberto L. Morera

Quiero hacer mi disertación de Doctorado sobre el Tema: Importancia del Liderazgo Educativo, pero no me he decidido sobe que nivel educacional elemental, secundario o universitario quisiera hacerla realmente.

Alfredo

Hola Víctor. Ante todo, muy feliz 2018. Te sigo desde hace tiempo y el contenido que nos brindas me ha resultado de maravilla en mi crecimiento personal y profesional. Mi consulta está relacionada al curso de hábitos que has desarrollado, he seguido los pasos al pie de la letra y lo reviso a diario, pero NO logro constancia en su seguimiento y siento que no puedo lograrlo. Que otro aspecto recomiendas para darle fuerza y consistencia a personas que puedan llegar a estar en mi misma situación. Desde ya estoy muy agradecido y te mando un gran abrazo desde Argentina

Carlos López Mora

Estimado primero agradecerle el que comparta su conocimiento con todos nosotros, siento sus comentarios con criterio y asertividad por lo que le hago las siguientes consultas.

1-Hablando de los temas de los hábitos, tengo la duda con respecto a la forma que uno como coach debe promover el cambio de hábitos cuando tenemos dos personalidades diferentes, en el caso puntual tengo un líder con personalidad director/dominante y otros social/influenciador, ambos con centralización emocional diferentes, uno muy fuerte y directo y el otro temeroso.

2-Cómo diferencio un hábito a un rasgo de la personalidad?

Gracias

NIXON DIAZ

Hola VICTOR HUGO un placer escribirte y te admiro y reconozco tu gran liderazgo y humildad que tienes al querer ayudar a mas personas, quiero que sepas que yo soy un fan tuyo he comprado tus dos libros y cada podcast que bajas lo escucho mira yo estoy desarrollando mercadeo en redes y ya tengo varios eventos con buenas historias y con buenos oradores incluso con John Maxwell y no se si mi sueño no lo tengo bien definido para arrancar como se debe o me falta algo.

¿COMO PUEDO TOMAR LA DETERMINACIÓN Y DESISION PARA CORRER POR MIS SUEÑOS?

Gracias por este tiempo VICTOR HUGO un abraso y bendiciones desde los ÁNGELES CALIFORNIA

Alma Judith García Salas

Buenas tardes Victor Hugo, me siento muy afortunada de haber podido conocerte en persona en Guatemala y haber podido comprar tu libro. Gracias por estos dos años de aprendizaje por medio del podcast, el blog y ahora tu último libro.

Me gustaría saber ¿cómo logras enfrentar el fracaso? y ¿cómo logras mantener tu nivel de energía tan alto? y ¿como logras que las personas que te escuchamos, sintamos una alta empatía contigo sin tener contacto en persona y cara a cara? Mil gracias por tus enseñanzas. y bendiciones. Alma Judith

La entrada El poder de tomar una decisión inquebrantable: la clave para lograr tus objetivos. aparece primero en Liderazgo Hoy.

El éxito en el juego de la vida, juegos finitos e infinitos y ¿Cuál estás jugando?

Podemos ver la vida como un juego: competencia, reglas, tiempos, ganadores y perdedores, trampas, justicia e injusticia, etc. Tienes un sueño, sales cada día a competir por él en el mercado, algunos días ganas y otros pierdes, etc. Hasta que llega el día, si eres lo suficientemente persistente, que logras tu sueño y, se acabó el juego.

Y comienzas otro juego nuevo.

Esta semana aprendí un nuevo concepto: los juegos finitos e infinitos. El concepto fue muy revelador y, al comentarlo con algunos amigos, me dijeron que era un concepto conocido y aparentemente yo había estado por años debajo de una roca.

El concepto de juegos finitos e infinitos puede transformar tu vida: tu negocio, familia, amistades, salud, etc.

Los juegos finitos e infinitos

Básicamente existen dos tipos de juegos:

Juegos finitos:

Son los juegos que estamos acostumbrados a ver y jugar. Estos juegos tienen principio y fin, reglas establecidas, tiempos y un ganador y un perdedor.

Ejemplos de estos juegos son el béisbol, el futbol, las olimpíadas, etc. Todos estos juegos tienen una serie de reglas, tienen un tiempo limitado, son regulados por un ente oficial y al final del tiempo, tenemos un ganador y tenemos un perdedor.

Nadie puede llegar al final de un partido de fútbol, donde un equipo le metió 2 goles al contrario y decir: “juguemos 30 minutos más y de seguro igualamos”. Las reglas son las reglas y punto.

En la vida también hay otros juegos finitos. Por ejemplo, graduarse de una carrera universitaria: Si deseas ser ingeniero, necesitas ir a la universidad, aprobar todas las materias y al final de los cinco años, si cumples con todos los requisitos, te dan el título de ingeniero.

La característica principal de los juegos finitos es que hay un fin y al llegar a este, ganaste o perdiste, te graduaste de ingeniero o renunciaste a la universidad (perdiste), te ganaste la lotería o desperdiciaste el dinero, te dieron el contrato o no, te dieron el trabajo o no, la mujer u hombre que te atraía te dijo que sí o no, etc.

Muchos pasamos la vida pensando que los juegos finitos son el único tipo de juego que hay en la vida. Sin embargo, hay otro tipo de juego: los juegos infinitos.

Juegos infinitos:

Los juegos infinitos son juegos un tanto distintos. En primer lugar, no tienen fin. Tampoco tienen reglas, ni tiempos (porque son infinitos), y los más interesante: no tienen ganadores ni perdedores.

El objetivo principal de los juegos infinitos es participar del juego y seguir jugando.

Pero ¿Cómo es esto?

Digamos que estás jugando a tirarle la pelota a tu hijo de 5 años. ¿Es tu objetivo tirarle la pelota con toda tu fuerza para ganar? ¿O es tu objetivo disfrutar el momento, enseñarle el deporte, y jugar lo más posible?

Supongamos que luego de jugar pelota con tu hijo lo llevas a comer a su lugar favorito ¿Es tu objetivo ganarle comiendo más hamburguesas que él y mostrarle como tú puedes comerte toda tu comida en un tercio del tiempo que le toma a él? ¿O es tu objetivo disfrutar el momento al máximo y mantener el juego lo más posible?

Ahora permíteme mostrarte el siguiente ejemplo: Vas con tus amigos del trabajo a cenar y estás disfrutando el tiempo al máximo (estás jugando el juego infinito) y de repente te das cuenta de que uno de tus amigos interrumpe a los demás de manera constante y siempre tiene algo mejor que decir.

– El otro día tuve la oportunidad de ir a un crucero muy bonito – tú comentas – a lo que tu amigo responde: bueno yo tuve la oportunidad de ir al crucero más grande del mundo.

– Otro de tus compañeros dice que está muy entusiasmado en sus clases de tenis, y éste mismo amigo le dice: mi entrenador es el mismo que entrenó a Roger Federer.

…y así pasa toda la noche…

¿No te has encontrado con este tipo de individuo? Él o ella siempre necesitan ganar cualquier conversación o argumento. Él o ella están jugando un juego finito.

Mientras dos personas están jugando un juego finito, hay balance. Mientras dos personas están jugando un juego infinito, hay balance. El problema ocurre cuando una persona está jugando un juego infinito y la otra un juego finito.

Ahí es donde ocurre el desbalance.

Si dos personas están compitiendo por un trofeo, hay balance. De hecho, si nosotros pagamos cientos o miles de dólares por ver un juego en vivo esperamos que ambas partes estén claras en que es un juego finito y que den lo mejor de sí.

Sin embargo ¿Qué pasa cuando un empresario está jugando un juego finito y su cliente un juego infinito? ¿Qué pasa cuando en una relación de pareja, uno de los dos está jugando un juego finito (necesita ganar) y la otra está jugando un juego infinito (el objetivo no es ganar ni perder, sino estar juntos y disfrutarlo al máximo)?

¿Qué pasa cuando un vendedor está jugando un juego finito (necesito vender este producto a toda costa porque vender = ganar) y su cliente está jugando un juego infinito?

¿Qué pasa cuando un amigo o amiga está jugando un juego infinito (aprecio tu amistad y me encanta compartir contigo) y el otro está jugando un juego finito (qué gano de esta relación)?

La gran pregunta es la siguiente:

¿Cómo vives tu vida? ¿Cómo un juego finito o infinito?

Te dejo algunos ejemplos:

Área

Juego Finito

Juego Infinito

Negocios Voy a hacer esa venta cueste lo que cueste. Necesito llegar a la meta de ventas y ganarme el bono. ¿Cómo mi producto puede agregar valor a mi cliente? ¿Cómo me aseguro de que mi potencial cliente realmente es alguien que necesita mi producto?
Relaciones Necesito hacer una relación con X persona para que me abran las puertas en X proyecto. ¿Cómo puedo darle valor a esta X persona y construir una relación que sea mutualmente beneficiosa?
Salud Voy a hacer una dieta intensiva para que en 4 semanas este listo(a) para la ida a la playa. Necesito crear un estilo alimentación sana y sostenible que me lleve a tener vitalidad en el largo plazo.
Espiritualidad Voy a aprenderme todas las reglas y dogmas para juzgar a los demás y demostrar que yo sí soy espiritual. ¿Cómo desarrollo una espiritualidad que atraiga a las personas y me permita compartirles mi fe?
Finanzas Voy a comprar este BMW a crédito para demostrar que soy exitoso a las personas. Voy a seguir mi plan financiero así implique sacrificios para asegurar tener paz financiera.
Mente/Intelectual Voy a hacer un postgrado para obtener un título y sentirme superior a los que no lo tienen. Voy a hacer un postgrado porque me apasiona el tema y quiero aprender cada día más.
Blogging Voy a colocarle un título al artículo que todos quieran darle click sin importar si el contenido luego es bueno o no (clickbait) ¿Cómo creo un artículo que le dé un gran valor a mis lectores?
Social Media ¿Cómo hago para tener la mayor cantidad de “me gusta”? ¿Cómo le puedo agregar valor a mis seguidores?
Negociación Gana lo que más pueda y que el otro pierda lo más posible. ¿Cómo llego a una negociación que beneficie a ambos y desarrolle una relación fructífera en el largo plazo?

Conclusión

La vida debe vivirse como un juego infinito. El objetivo de la vida no es ganarle a otros sino continuar viviéndola al máximo.

En nuestra vida siempre entraremos y saldremos de juegos finitos. No hay manera de evitarlos. Si quieres un título universitario, necesitas participar del juego. Si quieres participar en las olimpíadas, necesitas jugar el juego finito.

Sin embargo, cada participación en un juego finito debe estar sostenida en un juego infinito mayor. Cada juego finito que juguemos necesita tener un propósito de mantenernos en el juego infinito de la vida.

Si nos convertimos en personas que sólo están jugando el juego finito de la vida, seremos personas manipuladas por la sociedad, la publicidad, etc. Y también estaremos creando un mundo centrado en nosotros donde el único objetivo es ganar a costa de los demás.

Terminaremos solos, sin amor de otros y nos daremos cuenta, al final del juego finito, que había un juego infinito más interesante al que nunca fuimos parte.

Por el contrario, si nos convertimos en individuos que están jugando el juego infinito de la vida, nuestro objetivo no será ganar, sino jugar. Nuestro objetivo no se medirá en éxitos, títulos o dinero, sino en días vividos al máximo.

Tendremos grandes amigos y fructíferas relaciones. Estaremos llenos de amor. Nos levantaremos cada día emocionados por seguir jugando…

…el juego infinito de la vida.

 

Mi compromiso contigo es darte lo mejor de mí a través de mis artículos y podcast, el compromiso que te pido son las 3 Cs: comenta, comparte y crea.

  1. Comenta: Dame tu opinión, idea y aporta tu voz a la comunidad.
  2. Comparte: Ayúdame a compartir el contenido con tus amigos, conocidos y tus redes sociales.
  3. Crea: Utiliza lo aprendido para crear algo magnífico para tu vida.

La entrada El éxito en el juego de la vida, juegos finitos e infinitos y ¿Cuál estás jugando? aparece primero en Liderazgo Hoy.

Liderazgo: Los 4 niveles de entrega de valor de un líder

Los negocios nacen, se mantienen y crecen, si y sólo si, existe una transferencia de valor. El emprendedor crea un producto o servicio que agrega valor a su cliente y, el cliente, felizmente le paga al emprendedor por dicho producto o servicio.

En el liderazgo sucede algo similar. Como líderes, necesitamos entregar valor a nuestros seguidores. Es la única manera de hacer crecer nuestro liderazgo: el líder entrega valor de manera constante, y el seguidor recompensa al líder con compromiso y lealtad a la visión.

La relación líder-seguidor es un proceso que va en crecimiento desde que el individuo entra en contacto con el líder hasta, en muchos casos, años en el futuro. Dicha relación crece de acuerdo a los siguientes 4 niveles:

Los 4 niveles de entrega de valor de un líder:

Podcast

1 – Entrega de herramientas y conocimiento:

Este es el primer nivel de entrega de valor. El líder, usualmente con más experiencia y más poder, le entrega al nuevo individuo su conocimiento y le provee de las herramientas necesarias para alcanzar los objetivos.

Como parte de la entrega de conocimientos está también una clara dirección y un compromiso por parte de líder para que el seguidor consiga resultados rápido.

Existe una idea equivocada de que el primer objetivo de un buen líder es ganarse el corazón de sus seguidores, en consecuencia, el líder actúa como un “buen amigo”. La realidad es que el objetivo principal de un líder es que sus seguidores consigan resultados rápido. Por ello actuar de manera directiva al principio es una estrategia más efectiva para asegurarse de que el seguidor consiga resultados.

La teoría de Liderazgo Situacional explica esto a la perfección, demostrando que uno necesita comenzar dirigiendo, para luego supervisar, asesorar y finalmente, delegar. Te recomiendo que leas sobre el Liderazgo Situacional aquí.

Como ejemplo, digamos que eres el gerente del departamento de ventas de tu empresa y contratas a un nuevo vendedor. La primera etapa de entrega de valor consistirá en enseñarle cómo vender, proveerle todas las herramientas de ventas que posees y salir con él para hacer algunas ventas y asegurarte de que el nuevo individuo está aplicando los conceptos, la estrategia de ventas y está utilizando las herramientas correctamente.

El beneficio que obtiene el individuo al final de esta etapa es experticia.

2 – Desarrollo mental:

El segundo nivel de entrega de valor consiste en enseñar al individuo a pensar.

Como líderes, nuestro objetivo no debe ser desarrollar seguidores, debe ser desarrollar líderes. Por ello, no debemos limitarnos a ser directivos y crear un equipo de personas que hagan lo que tú dices, sino un equipo de personas que aprendan a pensar y tomar decisiones correctas.

En mi experiencia, las preguntas más comunes que me han ayudado a comenzar este proceso de desarrollo mental en mi equipo son las siguientes:

  • Basado en el problema que me planteas ¿Qué harías tú?
  • ¿Si tú fueras el/la dueño(a) de esta empresa, cuál decisión tomarías?
  • ¿Por qué?

Nota: Cuando preguntes ¿Por qué? y recibas una respuesta superficial, vuelve a preguntar ¿Por qué? hasta que llegues a la raíz del problema. Así enseñas a las personas a pensar a profundidad.

Por ejemplo: Una persona te comenta que el producto no fue despachado a tiempo al cliente. Preguntas ¿Por qué? y te responde que no había producto en el centro de distribución o en la planta. (respuesta superficial).

Vuelve a preguntar ¿Y por qué no había producto en la planta? (Ésta pregunta lo fuerza a pensar a más profundidad) – Porque no había materia prima – responde.

Vuelve a preguntar ¿Y por qué no había materia prima? – Porque la planta no sabía que venía esta orden tan grande de nuestro cliente – responde.

Vuelve a preguntar ¿Y por qué la planta no sabía de la orden? – Porque el departamento de ventas no le envió el pronóstico de ventas a la planta – responde.

Preguntar “Por qué” de manera consecutiva te permite llegar al problema raíz (En este caso, que no hay una comunicación efectiva entre ventas y producción) y también te permite enseñar a las personas que necesitan aprender a buscar la causa raíz del problema porque no estarás satisfecho con respuestas superficiales.

En el artículo “Utilizando preguntas para ayudar a otros a crecer” comento lo siguiente:

Pregunta: ¿Cuál es el problema? ¿Qué lo causó? ¿Qué proceso o sistema recomiendas aplicar para que no vuelva a suceder? ¿Qué piensas debemos hacer para corregir y recuperar lo perdido? ¿Cómo crees que debemos ejecutar tu idea? Nuevamente, pregunta a pregunta lo llevas a pensar.

Si no estás de acuerdo con su idea o plan se lo dices sabiamente y le explicas paso a paso dónde difieres de él, los riesgos que ves al ejecutar su idea, cómo su idea afecta otras áreas de la organización o el negocio donde él no tiene visibilidad, etc. Al final le enseñas el proceso de pensar. Le enseñas a ver las cosas de modo diferente. Estás construyendo un futuro líder.

Ahora bien, el objetivo de las preguntas no debe ser solamente poner al individuo a pensar sino también permitirnos escuchar una nueva forma de pensamiento. A pesar de ser los líderes, podemos recibir grandes ideas por parte del equipo. De hecho, la mayoría de las grandes ideas vienen de abajo en la organización. Por ello, nunca dejes de escuchar.” (Puedes leer el artículo completo aquí).

El beneficio que obtiene el individuo al final de esta etapa es sabiduría.

3 – Desarrollo emocional:

El nivel 1 y 2 tienen que ver con el desarrollo intelectual del individuo. El tercer nivel tiene que ver con enseñar al individuo cómo auto-crear un clima interno que lo lleve a altos niveles de desempeño de manera constante.

El tercer nivel tiene que ver con enseñar al individuo a liderarse a sí mismo, lo que es igual a aprender a liderar su estado emocional.

La base del desarrollo emocional está en la verdad de que nosotros estamos en control no sólo de nuestras acciones, sino también del proceso de reprogramación mental para tomar el timón de nuestros estados emocionales.

Éste tema lo discuto a profundidad en el artículo “Psicología del éxito: las 5 fuerzas que dominan tu mente” (puedes leer el artículo aquí). En el mismo explico que existen 5 fuerzas: creencias globales, autoimagen, tu pregunta principal, las reglas y los pensamientos limitantes, que han condicionado tu mente y en consecuencia, condicionado tus estados emocionales.

Adicionalmente, para construir líderes, es imprescindible que el potencial líder aprenda a conectar con el corazón de sus seguidores. Eso se logra desarrollando inteligencia emocional.

La inteligencia emocional está basada en 4 pilares: La autoconsciencia, la autogerencia, la consciencia social y la gerencia de relaciones. Todas son habilidades que se pueden aprender y que te permiten conectar a nivel emocional con las personas.

En el artículo “Los 4 pilares de la inteligencia emocional (EQ) en el liderazgo” explico a detalle cada uno de los pilares y las habilidades necesarias a desarrollar en cada uno para aumentar tu inteligencia emocional. Puedes leer el artículo aquí.

A este nivel de entrega de valor el líder enseña al individuo sobre el poder de las relaciones, la importancia de la política en la organización, cómo influir en otros, etc.

El beneficio que obtiene el individuo al final de esta etapa es inteligencia emocional.

4 – Desarrollo espiritual:

Quiero aclarar que al referirme al desarrollo espiritual no me refiero a algún aspecto religioso o dogmático. No tiene que ver con compartir tu fe ni influir en otros para que crean lo que tú crees a nivel religioso.

Me refiero a proveer una poderosa fuente de motivación, determinación y fortaleza: un propósito superior, darle significado al proyecto, al trabajo, al día a día.

Las personas tienen una profunda necesidad de contribuir a algo más grande que ellos mismos. Existen casos donde es muy sencillo definir la contribución: organizaciones sin fines de lucro, grupos religiosos, fundaciones, organizaciones conectadas con la salud, etc. Por otro lado, a veces se hace un poco más difícil definirlo en organizaciones con fines de lucro.

La labor del líder es lograr crear esa conexión entre el día a día y el propósito superior. Ésa es la única manera de entregar valor a nivel espiritual.

La única razón por la cual los negocios nacen, se mantienen y crecen es porque agregan valor a la sociedad. En el momento que dejan de agregar valor, u otra organización entrega un mayor valor que ellos, los mismos decrecen y finalmente mueren.

Definir ese valor que tu negocio, empresa o proyecto entrega y lograr que sea parte integral del ADN de la cultura de tu organización es lo que permitirá que entregues valor espiritual. Si logras esto, tendrás personas ansiosas por trabajar contigo y llevar a la realidad la visión de la organización.

El beneficio que obtiene el individuo al final de esta etapa es significado.

Como líder, ¿Dónde te encuentras? ¿Cuál nivel de valor estás agregando a tus seguidores?

Mi compromiso contigo es darte lo mejor de mí a través de mis artículos y podcast, el compromiso que te pido son las 3 Cs: comenta, comparte y crea.

  1. Comenta: Dame tu opinión, idea y aporta tu voz a la comunidad.
  2. Comparte: Ayúdame a compartir el contenido con tus amigos, conocidos y tus redes sociales.
  3. Crea: Utiliza lo aprendido para crear algo magnífico para tu vida.

La entrada Liderazgo: Los 4 niveles de entrega de valor de un líder aparece primero en Liderazgo Hoy.