12 Principios para Lograr tu Sueño con el Harvard MBA, Arturo Nava

En este episodio entrevisto a Arturo Nava, un emprendedor, MBA en Harvard y autor del libro “Logra tu Dream“, una recopilación de 50 historias de éxito en el mundo latino donde Arturo logró descifrar 12 principios responsables del éxito.

¡Y en esta entrevista los revela todos!

Por eso no te puedes perder esta entrevista:

(Para escuchar el podcast dale click a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo.)

 

Subscríbete al podcast dándole click aquí

ArturoNava2-sq

 

Si quieres seguir a Arturo Nava no dejes de visitarlo en su página logratudream.com

 

Cómo enseñar valores a nuestros hijos con algunos puntos respaldados por la ciencia.

Hace unas semanas asistí a un instituto para hablarle a los jóvenes sobre la educación financiera. Únicamente al cruzar la puerta vi a un grupo de jóvenes fumando marihuana, y varios episodios de bullying tanto en el patio como en los pasillos.

Posteriormente, al entrar en la clase observé cómo se reían e incluso hablaban de malas maneras al profesor. Me llevé al profesor aparte para preguntarle (a modo de curiosidad) cómo permitía que le hablaran de esa forma, a lo cual, con absoluta resignación, básicamente me dijo que no podían hacer nada, pues ya vienen así de casa.

No podemos adivinar el futuro que tendrá un joven, pero algunos llevan una tendencia muy clara, y su futuro será: las drogas, la delincuencia, la cárcel. ¿Los culpables? Evidentemente, en la mayoría de los casos, se debe principalmente a la educación de los padres (aunque hay excepciones), pues a menudo son el reflejo de ellos.

Y en segundo lugar, podríamos culpar a los encargados de cortarle las alas a los centros educativos para que no tengan ningún poder sobre estos niños malcriados ni sobre sus nefastos padres.

Lo único que los padres normales de hijos normales deben tener claro es que sus hijos van a tener que convivir con otros niños cuyo destino básicamente está escrito si alguien no hace nada al respecto.

1. Dime quiénes son tus héroes.
Continuar leyendo...

Cómo enseñar valores a nuestros hijos con algunos puntos respaldados por la ciencia.

Hace unas semanas asistí a un instituto para hablarle a los jóvenes sobre la educación financiera. Únicamente al cruzar la puerta vi a un grupo de jóvenes fumando marihuana, y varios episodios de bullying tanto en el patio como en los pasillos.

Posteriormente, al entrar en la clase observé cómo se reían e incluso hablaban de malas maneras al profesor. Me llevé al profesor aparte para preguntarle (a modo de curiosidad) cómo permitía que le hablaran de esa forma, a lo cual, con absoluta resignación, básicamente me dijo que no podían hacer nada, pues ya vienen así de casa.

No podemos adivinar el futuro que tendrá un joven, pero algunos llevan una tendencia muy clara, y su futuro será: las drogas, la delincuencia, la cárcel. ¿Los culpables? Evidentemente, en la mayoría de los casos, se debe principalmente a la educación de los padres (aunque hay excepciones), pues a menudo son el reflejo de ellos.

Y en segundo lugar, podríamos culpar a los encargados de cortarle las alas a los centros educativos para que no tengan ningún poder sobre estos niños malcriados ni sobre sus nefastos padres.

Lo único que los padres normales de hijos normales deben tener claro es que sus hijos van a tener que convivir con otros niños cuyo destino básicamente está escrito si alguien no hace nada al respecto.

1. Dime quiénes son tus héroes.
Continuar leyendo...

Cómo enseñar valores a nuestros hijos con algunos puntos respaldados por la ciencia.

Hace unas semanas asistí a un instituto para hablarle a los jóvenes sobre la educación financiera. Únicamente al cruzar la puerta vi a un grupo de jóvenes fumando marihuana, y varios episodios de bullying tanto en el patio como en los pasillos.

Posteriormente, al entrar en la clase observé cómo se reían e incluso hablaban de malas maneras al profesor. Me llevé al profesor aparte para preguntarle (a modo de curiosidad) cómo permitía que le hablaran de esa forma, a lo cual, con absoluta resignación, básicamente me dijo que no podían hacer nada, pues ya vienen así de casa.

No podemos adivinar el futuro que tendrá un joven, pero algunos llevan una tendencia muy clara, y su futuro será: las drogas, la delincuencia, la cárcel. ¿Los culpables? Evidentemente, en la mayoría de los casos, se debe principalmente a la educación de los padres (aunque hay excepciones), pues a menudo son el reflejo de ellos.

Y en segundo lugar, podríamos culpar a los encargados de cortarle las alas a los centros educativos para que no tengan ningún poder sobre estos niños malcriados ni sobre sus nefastos padres.

Lo único que los padres normales de hijos normales deben tener claro es que sus hijos van a tener que convivir con otros niños cuyo destino básicamente está escrito si alguien no hace nada al respecto.

1. Dime quiénes son tus héroes.
Continuar leyendo...

Cómo enseñar valores a nuestros hijos con algunos puntos respaldados por la ciencia.

Hace unas semanas asistí a un instituto para hablarle a los jóvenes sobre la educación financiera. Únicamente al cruzar la puerta vi a un grupo de jóvenes fumando marihuana, y varios episodios de bullying tanto en el patio como en los pasillos.

Posteriormente, al entrar en la clase observé cómo se reían e incluso hablaban de malas maneras al profesor. Me llevé al profesor aparte para preguntarle (a modo de curiosidad) cómo permitía que le hablaran de esa forma, a lo cual, con absoluta resignación, básicamente me dijo que no podían hacer nada, pues ya vienen así de casa.

No podemos adivinar el futuro que tendrá un joven, pero algunos llevan una tendencia muy clara, y su futuro será: las drogas, la delincuencia, la cárcel. ¿Los culpables? Evidentemente, en la mayoría de los casos, se debe principalmente a la educación de los padres (aunque hay excepciones), pues a menudo son el reflejo de ellos.

Y en segundo lugar, podríamos culpar a los encargados de cortarle las alas a los centros educativos para que no tengan ningún poder sobre estos niños malcriados ni sobre sus nefastos padres.

Lo único que los padres normales de hijos normales deben tener claro es que sus hijos van a tener que convivir con otros niños cuyo destino básicamente está escrito si alguien no hace nada al respecto.

1. Dime quiénes son tus héroes.
Continuar leyendo...

¿Tomas decisiones basadas en el miedo o en el crecimiento?

Tomamos cientos de decisiones cada día, que van desde la ropa que te vas a poner cada mañana hasta lo que vas a desayunar y comer. En cierto modo, debemos aprender a limitar estas pequeñas decisiones a través de ciertos hábitos ya estipulados, pues aunque parezca que la toma de pequeñas decisiones no nos afecta, lo cierto es que nos agotan más de lo que pensamos. Es por eso que Obama reconocía que únicamente tenía 2 tipos de trajes en su armario, al igual que la famosa camiseta gris de Mark Zuckerberg.

Pero luego tendríamos ciertas decisiones importantes que pueden cambiar el rumbo de nuestra vida o de nuestro futuro en el corto, medio y largo plazo. Y en esas decisiones es donde podemos fallar, al analizarlas desde la perspectiva equivocada o de un estado emocional equivocado.

Contaba James Altucher que la abuela de un amigo le dejo en una ocasión que, llegado el momento, sólo hay dos tipos de decisiones: Las decisiones tomadas desde el miedo, y las decisiones tomadas en base al sentimiento de prosperar o crecimiento.

Por ejemplo, ¿sigues en tu actual trabajo por miedo a la incertidumbre de qué pasaría si dejas ese trabajo, o, por el contrario, sigues en tu trabajo porque estás entusiasmado con el potencial de crecimiento personal y profesional que tienes en esa empresa?
Continuar leyendo...

¿Tomas decisiones basadas en el miedo o en el crecimiento?

Tomamos cientos de decisiones cada día, que van desde la ropa que te vas a poner cada mañana hasta lo que vas a desayunar y comer. En cierto modo, debemos aprender a limitar estas pequeñas decisiones a través de ciertos hábitos ya estipulados, pues aunque parezca que la toma de pequeñas decisiones no nos afecta, lo cierto es que nos agotan más de lo que pensamos. Es por eso que Obama reconocía que únicamente tenía 2 tipos de trajes en su armario, al igual que la famosa camiseta gris de Mark Zuckerberg.

Pero luego tendríamos ciertas decisiones importantes que pueden cambiar el rumbo de nuestra vida o de nuestro futuro en el corto, medio y largo plazo. Y en esas decisiones es donde podemos fallar, al analizarlas desde la perspectiva equivocada o de un estado emocional equivocado.

Contaba James Altucher que la abuela de un amigo le dejo en una ocasión que, llegado el momento, sólo hay dos tipos de decisiones: Las decisiones tomadas desde el miedo, y las decisiones tomadas en base al sentimiento de prosperar o crecimiento.

Por ejemplo, ¿sigues en tu actual trabajo por miedo a la incertidumbre de qué pasaría si dejas ese trabajo, o, por el contrario, sigues en tu trabajo porque estás entusiasmado con el potencial de crecimiento personal y profesional que tienes en esa empresa?
Continuar leyendo...

¿Tomas decisiones basadas en el miedo o en el crecimiento?

Tomamos cientos de decisiones cada día, que van desde la ropa que te vas a poner cada mañana hasta lo que vas a desayunar y comer. En cierto modo, debemos aprender a limitar estas pequeñas decisiones a través de ciertos hábitos ya estipulados, pues aunque parezca que la toma de pequeñas decisiones no nos afecta, lo cierto es que nos agotan más de lo que pensamos. Es por eso que Obama reconocía que únicamente tenía 2 tipos de trajes en su armario, al igual que la famosa camiseta gris de Mark Zuckerberg.

Pero luego tendríamos ciertas decisiones importantes que pueden cambiar el rumbo de nuestra vida o de nuestro futuro en el corto, medio y largo plazo. Y en esas decisiones es donde podemos fallar, al analizarlas desde la perspectiva equivocada o de un estado emocional equivocado.

Contaba James Altucher que la abuela de un amigo le dejo en una ocasión que, llegado el momento, sólo hay dos tipos de decisiones: Las decisiones tomadas desde el miedo, y las decisiones tomadas en base al sentimiento de prosperar o crecimiento.

Por ejemplo, ¿sigues en tu actual trabajo por miedo a la incertidumbre de qué pasaría si dejas ese trabajo, o, por el contrario, sigues en tu trabajo porque estás entusiasmado con el potencial de crecimiento personal y profesional que tienes en esa empresa?
Continuar leyendo...

¿Tomas decisiones basadas en el miedo o en el crecimiento?

Tomamos cientos de decisiones cada día, que van desde la ropa que te vas a poner cada mañana hasta lo que vas a desayunar y comer. En cierto modo, debemos aprender a limitar estas pequeñas decisiones a través de ciertos hábitos ya estipulados, pues aunque parezca que la toma de pequeñas decisiones no nos afecta, lo cierto es que nos agotan más de lo que pensamos. Es por eso que Obama reconocía que únicamente tenía 2 tipos de trajes en su armario, al igual que la famosa camiseta gris de Mark Zuckerberg.

Pero luego tendríamos ciertas decisiones importantes que pueden cambiar el rumbo de nuestra vida o de nuestro futuro en el corto, medio y largo plazo. Y en esas decisiones es donde podemos fallar, al analizarlas desde la perspectiva equivocada o de un estado emocional equivocado.

Contaba James Altucher que la abuela de un amigo le dejo en una ocasión que, llegado el momento, sólo hay dos tipos de decisiones: Las decisiones tomadas desde el miedo, y las decisiones tomadas en base al sentimiento de prosperar o crecimiento.

Por ejemplo, ¿sigues en tu actual trabajo por miedo a la incertidumbre de qué pasaría si dejas ese trabajo, o, por el contrario, sigues en tu trabajo porque estás entusiasmado con el potencial de crecimiento personal y profesional que tienes en esa empresa?
Continuar leyendo...

7 Áreas de Enfoque para alcanzar un Éxito Integral

La palabra “éxito” tiene un significado muy particular para cada persona. No me gusta encajonar esta palabra en lo que comúnmente la sociedad define como éxito porque personalmente he descubierto muchísima más plenitud en cosas que no necesariamente la sociedad definiría como exitosas.

Lo que sí creo es que cada persona debe definir lo que éxito significa para ellos; porque podríamos caer en el estado de mediocridad que trae la falta de definición de metas bajo múltiples excusas pero con la verdadera razón de mantenerse en la comodidad y el status quo.

En el proceso de definir el éxito, algo que me ha ayudado es en vez de definirlo de manera general, mas bien definirlo en cada una de las 7 áreas de desarrollo del ser humano.

Al traducir lo que éxito significa para ti en estas 7 áreas, te permitirá aterrizar más el concepto y te facilitará transformarlo en metas anuales, mensuales y actividades diarias.

Las 7 áreas del desarrollo del ser humano son las siguientes:

(Para escuchar el podcast dale click a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo.)

 

Subscríbete al podcast dándole click aquí

1- Financiera

¿Cómo defines para ti el éxito en el área financiera? ¿Estar sin deudas? ¿Poder ahorrar de manera constante? ¿Tener un colchón financiero suficiente para sostenerte financieramente por 6 meses o 1 año si perdieras tu actual fuente de ingreso?

¿Defines el éxito financiero como la capacidad de comprarte cosas, tener más opciones en la vida o pagar tu libertad?

sunset-summer-golden-hour-paul-filitchkin

2- Profesional

¿A dónde vas en tu carrera profesional o negocio? ¿Dónde te visualizas dentro de 2 a 5 años? ¿Cómo conectas tu trabajo o negocio con una vocación o propósito elevado? ¿Cuál es el nivel de influencia o poder que estás enfocado en obtener? ¿Cómo tu crecimiento profesional puede impactar positivamente a tu organización y fortalecer tu liderazgo?

3- Salud

¿Cuál es el nivel de salud o energía que estás apuntando a tener? ¿Cuántos años quieres vivir y con qué calidad? ¿Es realmente éxito lograr alcanzar tus metas financieras y profesionales dejando la salud a un lado?

4- Relaciones

¿Quiénes son las personas más importantes en tu vida? ¿Qué es para ti “éxito” en la relación con esas personas? ¿Qué cosas tienes que hacer de una manera constante para asegurar que día a día, semana a semana, mes a mes, estás fortaleciendo las relaciones que atesoras más? ¿Qué cosas o actividades le están robando tiempo a estas relaciones que la vida te cobrará en el futuro?

5- Tiempo

¿Qué estás haciendo de forma intencional para recuperar de vuelta el tiempo? El tiempo es el recurso más valioso que tenemos porque a) de eso está hecha nuestra vida, b) no se recupera y c) es finito.

Si el tiempo es lo más valioso que tienes en la vida ¿Qué cosas estas haciendo, en qué estás invirtiendo para tener más tiempo libre con las personas que amas o haciendo realidad tus sueños.

6- Mente

¿Cómo estás desarrollando tu mente? ¿Dónde te ves intelectualmente en 2 a 5 años? ¿Qué áreas de dan curiosidad y necesitas aprender más de ellas? ¿Qué actividades estás haciendo de manera intencional y de forma constante para desarrollar tu mente y tu intelecto?

7- Espíritu

En mi experiencia, al final los seres humanos estamos buscando la felicidad. Emociones como sentirse feliz y pleno, ser compasivo, amoroso, paciente, lleno de paz, etc. son estados emocionales que se logran sólo invirtiendo tiempo en el área espiritual. Lamentablemente pasamos la mayoría de nuestra vida en actividades que ocupan todo nuestro tiempo y rara vez dedicamos tiempo a las actividades del espíritu como la reflexión, meditación, oración y lectura.

Por eso es importante hacerte la pregunta ¿Es “éxito” realmente éxito si logro dinero, si crezco profesionalmente e intelectualmente pero vivo mi vida lleno de estrés, ansiedad, amargura, etc.?

Por eso es importante definir qué es el éxito para ti desde la perspectiva del espiritual y trabajar diariamente en desarrollar esa área de nuestro ser.

Luego que hemos definido qué significa el éxito en cada una de estas 7 áreas necesitamos traducirlo en forma de metas. Es decir, de una forma accionable, medible y con una fecha.

De ahí en adelante es definir qué actividades diarias, semanales o mensuales necesitamos hacer para alcanzar cada una de las metas, colocarlas en nuestro calendarios y llevarlas a cabo.

Solo así conseguirás en tus términos, el verdadero éxito.